LOS GRANDES TESOROS HISTÓRICOS QUE ESCONDE EL MAR BAJO SUS AGUAS

Se estima que cerca de 3 millones de pecios antiguos, aún por descubrir, descansan en el lecho marino; que hay más de 20.000 yacimientos prehistóricos reposando sobre los fondos del Báltico; y que más de 150 ciudades y ruinas se localizan bajo las aguas del Mediterráneo, incluyendo los restos de una de las Siete Maravillas del Mundo.

Ciclones o terremotos no sólo hundieron barcos, también ciudades enteras que el mar esconden en sus fondos, toda  una mina de información.



Pecios de navíos

El mar ha sido el escenario de numerosas aventuras humanas, por lo que en su fondo reposan las huellas de los viajeros, los guerreros y los mercaderes que lo han recorrido.

Se calcula que, en la actualidad, en los fondos oceánicos se encuentran más de 3 millones de pecios de navíos, aunque esto es solo una estimación. En cualquier caso, algunos de estos pecios tienen miles de años de antigüedad, por lo que, si el entorno permite preservarlos, podrían proporcionar información histórica muy valiosa.

Los pecios de navíos son el testimonio del comercio y el intercambio cultural entre pueblos, pero al mismo tiempo pueden servir para hacerse una idea de cómo era la vida a bordo del navío en el momento del naufragio.

Algunos de los pecios de navíos más conocidos que descansan bajo el mar son:  el Titanic; la Armada Invencible de Felipe II de España; la flota de Kublai Jan; las carabelas de Cristóbal Colón; los galeones españoles que viajaban entre América y España, y el pecio de Anticitera. Pero hay más.

La carga de algunos de los navíos naufragados puede resultar de gran interés para el mundo de las artes. En pecios antiguos de navíos griegos y romanos se ha encontrado un gran número de estatuas muy valiosas que en la actualidad se encuentran expuestas en museos. Asimismo, varios navíos modernos, como por ejemplo el Vrouwe Maria y el Lusitania, se hundieron cuando llevaban en su interior obras de arte de valor incalculable.

Pero también para la historia: Kublai Khan fue Gran Khan del Imperio Mongol. En el año 1281 envió dos flotas a conquistar Japón: una impresionante fuerza de 900 naves partieron desde Masan, mientras otra fuerza mayor de 3.500 barcos partió desde la costa sur de China. Un tifón de increíble fuerza destruyó las flotas. Esta historia se pensaba leyenda hasta que se ha descubierto un pecio perteneciente a una de estas flotas en las costas de Japón.

Ruinas de ciudades 

Pero no sólo hay los pecios de navíos bajo las aguas del mar, también se pueden encontrar un sinnúmero de edificios antiguos.

La UNESCO estima que sólo en las aguas del Mediterráneo hay más de 150 ciudades sumergidas y que algunas de ellas son tan grandes como Pompeya y otras tienen hasta 5.000 años de antigüedad.

Igualmente, hay testimonios humanos que tienen más de 12.000 años de antigüedad, como los hallados en Doggerland, el enigmático país que unió una vez la costa inglesa con Europa Continental. Recientes descubrimientos han encontrado herramientas en los fondos del Mar del Norte que tienen más de 300.000 años. Estos yacimientos están enormemente afectados por el turismo, la pesca, y la pesca de arrastre.

En general, estos vestigios fueron a parar bajo las aguas a causa de factores como hundimientos de tierras, terremotos, inundaciones, desprendimientos o de la erosión, pero existen algunos casos de edificios construidos sobre el agua.

Muchas de las ruinas sumergidas existentes tienen una importancia considerable. Y aunque, de momento, la Atlántida continúa siendo sólo un mito, algunas ruinas subacuáticas son vestigios de los primeros asentamientos humanos en una zona concreta, mientras que otras corresponden a edificios construidos en el apogeo de grandes civilizaciones antiguas.



Algunas de las ruinas sumergidas existentes son:

- los vestigios del Faro de Alejandría y el Palacio de Cleopatra en la bahía de Alejandría;
- partes del complejo de Mahabalipuram (India), que forma parte del Patrimonio Mundial;
- Dwarka (India), donde se encuentran los restos de un puerto antiguo, templos y asentamientos fechados entre 1500 y 1400 a.C.;
- Port Royal (Jamaica), destruido por un terremoto en 1692;
- los vestigios de Santa Fe la Vieja en Argentina;
- la fortificación de Bulverket en Gotland (Suecia), una fortificación construida en el año 1130 a.C. que se encuentra en el fondo de un lago.
- Parte de la antigua ciudad de Cartago
- Tux kapaxa cave, cenote naitucha, Mexico

Algunos vestigios de asentamientos prehistóricos constituyen un testimonio de cómo era la vida hace miles de años. Con frecuencia, en este tipo de asentamientos se encuentran cerámica, canoas y restos de madera como, por ejemplo, en:

- la costa de Dinamarca, donde se han localizado 20.000 vestigios de asentamientos de la Edad de Piedra (por ejemplo Tybrind Vig y Ronæs Skov, en el fiordo de Gamborg);
- La Marmotta (Italia), donde se descubrió un asentamiento sumergido fundado aproximadamente en el año 5700 a.C. y abandonado aproximadamente en el año 5200 a.C.;
- el Mar Negro, donde se encuentran asentamientos mesolíticos de 7000 años de antigüedad.

También se ha descubierto una gran cantidad de restos de viviendas construidas sobre islotes naturales o artificiales o sobre pilotes sumergidos en el agua, como en Venecia, lago de Zúrich y el lago de Constanza; los crannogs en Irlanda y Escocia; las viviendas medievales de La Colletière (Francia), situadas al borde de un lago; o un asentamiento sobre pilotes en un río cerca de Pompeya (Italia).

E igualmente, restos de emplazamientos religiosos relacionados con el agua: los restos de los antiguos lagos y canales sagrados de Florida y Grecia; los yacimientos de Holme 1 y Holme 2, un verdadero Stonehenge marino descubierto en la costa del condado de Norfolk (Inglaterra).

En fin, de todo y para todos.

Entradas populares de este blog

EL “REGALO” DE ARTE DE FERNANDO VII A WELLINGTON TRAS LA GUERRA DE INDEPENDENCIA

¿QUIÉN FUE EN REALIDAD “LA MAJA DESNUDA” DE GOYA?

MARGARET KEANE: LA PINTORA DE LOS OJOS GIGANTES