LAS INSÓLITAS PIRÁMIDES DE BOSNIA

La colina Visocica (213 m. de altura), situada al noroeste de Sarajevo (Bosnia-Herzegovina), ha sido declarada por arqueólogos de todo el mundo como la mayor pirámide del mundo realizada por el hombre.

El análisis independiente de varios institutos internacionales, confirman que las pirámides bosnias contienen material de construcción artificial, hormigón de alta calidad.

 Descubrimiento

Estas pirámides estaban en cierta forma "escondidas" por la naturaleza, haciéndolas pasar por un grupo de montañas natureles, pero en realidad podría tratarse de las primeras pirámides encontrada en Europa, estimándose que tienen entre 12.000 y 26.000 años de antigüedad.

La colina de Visocica, en la población de Visoko en Bosnia-Herzegovina se convirtió en foco de atención internacional en octubre de 2005 después de que Sam Semir Osmanagich, director del centro de Antroplogía y Arqueología en la Universidad Americana en Bosnia y Herzegovina, afirmara que esta en realidad era una pirámide hecha por el hombre (tiene una forma bastante simétrica que la asemeja a una pirámide cuando se le mira desde ciertos ángulos).

El complejo de la pirámide de Bosnia ha sido ignorado por los arqueólogos hasta que la evidencia científica reciente ha hecho imposible negar la autenticidad de este descubrimiento que puede cambiar la historia de la humanidad.

Tras dar a conocer el descubrimiento, las subsiguientes tareas de Osmanagic consistieron en la excavación del sitio (comenzaron en 2006 con un equipo internacional de arqueólogos de Australia, Austria, Bosnia, Escocia y Eslovenia) que dejaron al descubierto lo que él afirma era una meseta de entrada pavimentada y varios túneles, así como también bloques de piedra y mezcla antigua que, según sugiere, cubrían la estructura en otros tiempos.

Osmanagic bautizó la colina Visočica como la "Pirámide del Sol", a la vez que ha denominado otras colinas aledañas como la "Pirámide de la Luna", la "Pirámide del Dragón", la "Pirámide de la Tierra" y la "Pirámide del Amor". Según Osmaganic, las pirámides fueron probablemente construidas por los ilirios quienes, supuestamente, vivieron en la región desde el año 12.000 al 500 AC y que las pirámides fueron probablemente construidas entre esas dos fechas. De momento no se han encontrado restos orgánicos, ni huesos, ni madera o carbón, lo que permitiría fechar las estructuras.

La Gran Pirámide de Bosnia sería así la primera pirámide europea descubierta. La estructura hallada posee todos los elementos de una pirámide: cuatro pendientes de forma perfecta orientadas a los puntos cardinales, un techo plano, y una entrada al complejo. Igualmente, en el sitio de las excavaciones, el equipo investigador también ha descubierto túneles subterráneos que conectan a estas supuestas pirámides.
Las terrazas son simétricas al observarse en mapas geodésicos de alta resolución.

Cuando comenzaron las excavaciones se detectaron un total cinco “pirámides”, dos con la ayuda de la NASA (dato que no ha podido ser confirmado).


Prueba concluyente

El controvertido espacio de la Pirámide del Sol de Bosnia, cuenta con un equipo de más de 200 científicos interdisciplinarios de todo el mundo haciendo análisis científicos, no sólo sobre la naturaleza y la edad de los materiales de construcción, sino también determinar cómo la energía de la pirámide fue utilizada por los antiguos científicos para usos beneficiosos para la humanidad, que van desde el transporte geotérmico, climatología y los avances en la fisiología humana y de la salud.

Los resultados emitidos por la Universidad de Turín (Italia), hechos a través muestras de bloques de piedra de arenisca y del conglomerado tomados al pie de la pirámide del Sol de Bosnia, dan a entender que son de un material inerte con un enlace, similar al que se encuentra en los ”cementos” romanos. Estos resultados fueron confirmados por análisis de las muestras en la Universidad de Zenica, Bosnia y Herzegovina.

En una prueba independiente separada, realizada por el profesor Joseph Davidovits, científico francés miembro de la Asociación Internacional de egiptólogos, quien realizó un análisis mediante microscopio electrónico de la muestra, aseguraba que se había utilizado la química de geopolymer (una base de calcio y potasio) que se usaba para hacer  este hormigón antiguo. Añade, que aunque él no da una fecha concreta a la muestra, puede discernir que no es un hormigón moderno, sino más bien como la técnica utilizada por los egipcios hace 3.500 años.

No es el único que apoya este tema del hormigón. También lo hacen científicos como Michel Barsoum, profesor del Departamento de Ciencia de Materiales e Ingeniería, en la Universidad de Drexel, y el profesor Gilles Hug, de la Agencia de investigaciones Nacional Aeroespacial Francesa, quienes han encontrado evidencias científicas de que partes de las grandes pirámides de Giza se construyeron usando una forma temprana del hormigón, lo que echa por tierra un viejo mito, de que las pirámides fueron construidas usando sólo corta bloques de piedra caliza y demuestra la teoría que esta clase de hormigón y la nanotecnología ya fue utilizada por los antiguos.

Durante 2013, en el Parque Arqueológico de Bosnia se sigue excavando y encontrando nuevas pruebas científicas que, de momento, siguen demostrando la ingeniería de precisión antigua que fue utilizada para construir las pirámides de Bosnia.


“Resonancias”

Durante la investigación de la tecnología de la pirámide, se ha ido sospechando durante mucho tiempo que la energía piramidal implica una ciencia y maquinarias más avanzadas de lo que actualmente tenemos hoy en día. Al parecer, según algunos autores, como Christopher Dunn, las pirámides de Bosnia tienen los mismos elementos descritos que en las pirámides de Giza, que definen la estructura de un sistema de generador de antiguos poderes. Osmanagich dice al respecto que “Hay hechos sobre el fenómeno físico que puede verificarse científicamente, pero quedan muchas preguntas inexplicables por contestar, usando nuestra historia actual”.

Decenas o quizás centenas de montículos artificiales, pirámides ocultas y templos, se encuentran alrededor de todo el planeta. De hecho, el fenómeno es tan extendido que se hace notar peligrosamente por sus implicaciones, lo cual pone en la cuerda floja a las versiones oficiales sobre nuestra civilización que cuentan y repiten los libros de historia.

“Aunque se han descubierto decenas de miles de pirámides en todo el planeta, ninguna tiene la calidad de construcción y la antigüedad como la de Bosnia,” dice Osmanagich. “Las pirámide de Bosnia es la pirámide original, la más antigua y más grande jamás construida.

Hechos comprobados

Lo cierto, es que hay hechos que ya han sido verificados científicamente por los investigadores que estudian sobre el terreno, como que la pirámide del sol se encuentra a más de 722 pies (220 m) de altura, un tercio más alto que la gran pirámide de Giza.

Asimismo, que la datación por radio carbono demuestra que la pirámide tiene por lo menos 24.800 años y que el análisis de materiales demuestra, que la estructura es de hormigón creado por el hombre.

Igualmente que hay un bloque de cerámica de 8.000 kg dentro del laberinto subterráneo cerca de la pirámide. Además, se ha detectado un rayo de energía de naturaleza electromagnética y con un radio de 4,5 metros y una frecuencia de 28 kHz, desde la parte superior de la Pirámide del Sol, al igual que un rayo ultrasonido, detectado y medido, con un radio de 10 metros y la frecuencia de 28-33 kHz, en la parte superior de la pirámide del Sol.

También resulta un hecho que las pirámides están alineadas con los puntos cardinales de la tierra y orientadas al norte estelar.

Críticas

Semir Osmanagic ha sido criticado por la comunidad científica por usar los hallazgos arqueológicos para promover conceptos pseudocientíficos como por ejemplo asociar el sitio con las pirámides mayas y los continentes míticos de la Atlántida y Lemuria, declarar que los artefactos descubiertos fueron elaborados alrededor del año 12.000 AC, o afirmar que las pirámides bosnias tenían poderes curativos debido a los efectos "bioenergéticos".

Sobre los bloques de piedra hallados, por ejemplo, dicen los detractores que se trata de bloques de arcilla cocida hecha con tierra y agua, la típica argamasa romana, algo que no sería sorprendente ya que esta región fue colonizada por los romanos en el año 27 antes de Cristo.

Estos científicos críticos con el hecho de identificar los montes con pirámides afirman que durante esa época transcurrió el paleolítico superior y las únicas construcciones eran chozas. Algunos de estos investigadores califican a Osmanagic de arqueólogo aficionado y sin entrenamiento y lo acusan de dañar los sitios arqueológicos con sus excavaciones.

Aún así, lejos de acabarse la polémica, las excavaciones continúan y las investigaciones siguen su curso.

El Parque Arqueológico “Fundación Pirámide Bosnia del Sol” ha conseguido que la Unesco, en 2010, declarase el sitio como Patrimonio de la Humanidad.

Entradas populares de este blog

EL “REGALO” DE ARTE DE FERNANDO VII A WELLINGTON TRAS LA GUERRA DE INDEPENDENCIA

LOS PINTORES DE SKAGEN

LA REVOLUCIÓN RUSA DE LA PINTURA: DEL REALISMO AL IMPRESIONISMO