ANTONIO DE ULLOA: EL MARINO ESPAÑOL QUE DESCUBRIÓ EL PLATINO

Fue marino, científico y naturalista. Descubrió el platino, metal que fue llevado por primera vez a Europa en 1735.

Ulloa fundó el Estudio y Gabinete de Historia Natural y del Observatorio de Cádiz entre otros.

Estatua de Ulloa en Madrid
Una misión para la historia

Con tan sólo diecinueve años, recién licenciado de la Real Academia de Guardiamarinas, el sevillano Antonio de Ulloa (1716-1795) fue destinado, con el grado de teniente de fragata junto con su colega Jorge Juan y Santacilia, como miembros de una Misión Geodésica Francesa, expedición científica dirigida por Pierre Bouguer, y patrocinada por la Academia de Ciencias de Francia para medir el arco de un meridiano en las proximidades de Quito (Ecuador).


El objetivo era medir el arco del meridiano terrestre en el Ecuador para dilucidar la verdadera forma de la Tierra y sus exactas dimensiones. La expedición fue un rotundo éxito. Los resultados totales le dieron la razón a Newton.

Jorge Juan y Antonio de Ulloa terminaron explorando, cartografiando y fortificando toda la costa del Pacífico, desde Panamá hasta Chile.

Pero sus investigaciones no se centraron únicamente en el análisis de la geodesia, la geografía y la orografía de la tierra, también abarcaron otros campos de la ciencia llegando a la mineralogía.

Así pues, en 1735, tomando muestras de minerales extraídos en el Chocó (Colombia), Antonio Ulloa descubre la existencia del elemento químico Platina, debido a su parecido con la Plata y que con el tiempo ha sido llamado platino (que él denominó Platino del Pinto, nombre inspirado en el río de Colombia en cuyas aguas lo halló). Fue el primero en realizar un riguroso análisis y descripción del elemento de número atómico 78. Ulloa hace esta descripción de él: "una sustancia de tal resistencia que, cuando se bate en un yunque de acero, no es fácil de separar, ni es tampoco calcinable, de forma que el metal, envuelto en este cuerpo obstinado, no podía extraerse sin infinito trabajo y costo".

Durante aquel tiempo, el platino fue un metal considerado como basura, en la industria de la extracción del oro era considerado como un metal sin valor durante el proceso de beneficio, incluso los incas ya habían utilizado este metal para fabricar adornos. Pero desde las investigaciones de Ulloa empezó a tomarse como un valioso metal, de hecho en la actualidad sirve como material de fabricación para circuitos electrónicos, como catalizador en vehículos junto con elementos de su misma familia como el paladio y el rodio, e incluso para la industria química y joyería.

Busto de Antonio Ulloa en Ecuador
Es destacable el gesto que las autoridades españolas hicieron con respecto a este metal, ya que en lugar de crear un monopolio o una industria exclusiva, repartieron muestras del mismo a toda academia científica que solicitase su conocimiento y experimentación. Fue un paso más para el objetivo de fundir y malear el metal de forma más cómoda y útil.
Además, Ulloa dará a conocer en sus obras posteriores algunos de los tesoros que encerraba la flora y la fauna americana (describió el majestuoso vuelo del cóndor, la utilidad del "carnero de tierra" o llama, el vistoso plumaje de las diversas aves, el sonido de su canto y los lugares donde habitan).

Antonio de Ulloa y Jorge Juan inaugurarían pues la etapa más brillante de las expediciones científicas de la Ilustración española.

Ilustre científico

De regreso a España, tras la expedición americana, el navío donde viajaba Ulloa fue apresada por corsarios británicos.

Conducido a Inglaterra, fue confinado y le fueron decomisados todos los documentos de carácter científico. Pero en poco tiempo, Ulloa consiguió el reconocimiento intelectual de los ingleses, y en abril de 1746 fue autorizado a viajar a Londres, se le devolvió la documentación confiscada y fue recibido con honores en la Real Sociedad Británica, de la que incluso le nombraron miembro en diciembre de ese mismo año. Finalmente fue liberado y regresó definitivamente a Madrid el 25 de julio de 1747.

Así pues, el joven oficial que había partido en 1735 regresó a su país casi diez años más tarde, investido de un prestigio que lo legitimaba como científico y con una notable experiencia.

Tras su viaje de 11 años, Fernando VI le nombra capitán de navío, gracias al Marqués de la Ensenada que le cogió bajo su protección, y recibe el encargo de recorrer el continente europeo para tomar conocimiento de los últimos avances científicos, agrícolas y artísticos. También desempeñará cargos de gran responsabilidad.
  
Estos viajes le permitieron conocer a algunas de las personalidades más relevantes de la época y también distinguido como miembro de las reales academias de ciencias de Suecia, París y Berlín.

A su vuelta a España, intentó promover la investigación científica y emprendió una activa tarea de innovación tecnológica. Reorganizó los Colegios de Cirugía y Medicina, así como los arsenales de El Ferrol y Cartagena. Participó en varios proyectos y en la creación de instituciones punteras en materia científica como el Jardín Botánico de Madrid, el Museo de Ciencias Naturales (Estudio y Gabinete de Historia Natural) y el Observatorio Astronómico de Cádiz. También fue el fundador del primer laboratorio metalúrgico que funcionó en España.

Platino
Ilustre marino y político

El prestigio alcanzado por Antonio de Ulloa hizo que la corona española le confiara cargos de gran responsabilidad en tierras americanas y españolas:

- En 1758 es nombrado gobernador de la mina de Huancavelica (Perú) y superintendente de su mina de mercurio.
- Años más tarde fue nombrado gobernador de La Luisiana y en 1766 también se hizo cargo como gobernador de los territorios de La Florida.
- Poco después regresó a Espa ña donde fue ascendido a teniente general de la Armada, cargo desde el que realizó dos cruceros, a las Azores y al cabo de Espartel.
- Fue también comendador de Ocaña en la Orden de Santiago.
- Volvió a América como gobernador de Huancavelica (Virreinato de Perú) y superintendente de las minas de mercurio de la región (1758-1764).
- Fue nombrado contraalmirante en 1760.
- Fue nombrado gobernador de Luisiana en 1766.
- Entre 1776 y 1778 participó en la organización de la flota del virreinato de la Nueva España (actual México) y la creación de un astillero en Veracruz. Estuvo al mando de la última gran flota de Cádiz al nuevo continente.
- Alcanzó el grado de teniente general en 1779.
- Como militar, participó en el Gran Sitio a Gibraltar (1779) y en 1780, siendo comandante de la flota de Azores.
- Fracasó en la reconquista de la Florida, por lo que fue juzgado en una corte marcial que lo declaró inocente, pero le exoneró de sus responsabilidades de mando, tras lo cual fue designado director general de la Armada española, cargo que ocuparía hasta su muerte, en 1795.
- Carlos III le encargó la dirección de la Real Armada, cargo que ocupó hasta su muerte en Cádiz en 1795.

Sus escritos

Antonio de Ulloa fue autor de numerosos escritos. Los informes de la expedición geodésica americana dieron lugar, por ejemplo, a la publicación  de dos obras: La "Relación histórica de viage…", que contiene en cuatro volúmenes las descripciones de los reinos del Perú y de sus particularidades: folklore, comercio, geografía, arqueología, historia natural, etc; y Las “Observaciones astronómicas y físicas”.

Antonio Ulloa
Por su erudición en varios campos (estudió electricidad y magnetismo, aplicó el microscopio solar de reflexión al estudio de la circulación sanguínea de peces e insectos y proyectó el canal de navegación y riego de Castilla) y su vocación científica le llevaron también a escribir obras como:

- Tratado físico e historia de la aurora boreal
- Modo de facilitar los correos de España con el reyno del Perú
- La marina: Fuerzas navales de la Europa y costas de Berbería
- Observación en el mar de un eclipse de sol
- Conversaciones de Ulloa con sus tres hijos en servicio de la Marina

Y en colaboración con Jorge Juan:

- Plan del camino de Quito al río Esmeraldas, según las observaciones astronómicas de Jorge Juan y Antonio de Ulloa
- Relación histórica del viaje hecho de orden de su Majestad a la América Meridional
- Disertación Histórica y Geográfica sobre el Meridiano de Demarcación entre los dominios de España y Portugal
- Noticias Secretas de América, sobre el estado naval, militar y político del perú y provincia de Quito. 

Entradas populares de este blog

EL “REGALO” DE ARTE DE FERNANDO VII A WELLINGTON TRAS LA GUERRA DE INDEPENDENCIA

¿QUIÉN FUE EN REALIDAD “LA MAJA DESNUDA” DE GOYA?

MARGARET KEANE: LA PINTORA DE LOS OJOS GIGANTES