ODA KROHG Y LOS BOHEMIOS DE CRISTIANÍA

La pintora está considerada como ejemplo del estilo neo-romántico de Noruega.

A pesar de ser de cuna acomodada, formó parte del movimiento artístico conocido como los bohemios de Cristianía de corte antisocial y anarquista.



Linterna japonesa

Oda, entre el mito y la leyenda

Othilia Pauline Christine Lasson es más conocida como Oda Krohg (1860-1935) en el mundo del arte.

Nació en Noruega en el seno de una familia acomodada y de talante liberal-conservador, junto con ocho hermanas y dos hermanos. Su padre era abogado y su abuela materna, supuestamente, una princesa rusa.



Retrato de Oda por Christian Krohg














A los veinte años se casó con un adinerado empresario del país, Jørgen Engelhardt con el que tuvo dos hijos. <pero el matrimonio duró poco tiempo. Dos años después se separaron.

Fue entonces cuando Oda, en 1885, decidió dar clases de pintura con maestros como Eric Werenskiold y Christian Krohg.

De Christian Krohg no sólo fue alumna sino amante, tuvo una hija (Nana) con él en 1885, y más tarde esposa, en 1888 (un año después tuvo con el a su hijo Per que también fue un conocido pintor).

Christian Krohg
Debutó como pintora en la Exposición de otoño de Cristianía (nombre con el que era conocida entonces la ciudad de Oslo) en 1886.

La familia se embarcará en frecuentes viajes en la década de 1890 y estancias en el extranjero, como los ocho años que vivieron en París.

De su estancia en París queda constancia en la pintura Interior de un café (1893) de Edward Munich donde aparece Oda rodeada de bohemios y personas cercanas a ella: Munch, Christian Krohg, Jappe Nilssen, Hans Jaeger, Gunnar Heiberg y Jørgen Engelhart. La leyenda de esta pintora noruega asegura que Oda mantuvo relaciones sentimentales con cuatro de ellos (Engelhart, Jæger, Heiberg y Krohg). Incluso, se sostiene que en la novela de Hans Jaeger, Siete amores (Syk Kjærlighet, 1893), donde relata un triángulo amoroso, este se inspiró en Oda para su personaje femenino, en su apasionamiento por ella y en la relación amorosa que tuvieron.


Oda, Christian y sus hijos pasaron un tiempo en Berlín, donde la pintora conocerá y se enamorará del dramaturgo Gunnar Eiberg. Los dos amantes se trasladaron a París en 1897 junto con el hijo pequeño de ella y allí continuarán su relación.

Christian Krohg también volvió a París y se convirtió en profesor de arte en la Academia Colarossi. Mientras, Oda abrió un estudio en Montparnasse y en poco tiempo consiguió ser conocida como uno de los principales artistas de la ciudad.

En 1903 se presentó en el Salón de París y un año más tarde realizó su primera exposición en el Salón de Otoño, donde siguió participando regularmente hasta 1909. En este periodo su relación con Eiberg se rompió, pero mantuvo otra con el poeta y crítico de arte Jappe Nilssen. Sin embargo, Oda se separó de él y regresó junto a su marido. Ambos volverían a su país un poco más tarde.


A pesar de su deseo de convertirse en un escritor, publicó muy poco durante su vida, además de no obtener buenos resultados.

Murió el 19 de octubre de 1935 y fue sepultada en la zona de hombres ilustres del Cementerio del Salvador de Oslo.

Bohemios de Cristianía

Oda Krohg fue una figura importante del movimiento anti-cultural llamado los Bohemios de Cristianía en las décadas de 1880 y 1890.

Los Bohemios de Cristianía, fue un grupo artístico del expresionismo que se reunió en la capital de Noruega, Oslo, y que fue fundado por el poeta expresionista Hans Jæger junto con un grupo de artistas radicales y anarquistas.

Miembros conocidos del arte que formaron parte de él fueron Edvard Munch, Christian Krohg y la propia Oda Krohg. 


Si bien el grupo tenía el enfoque de desarrollar el expresionismo y su filosofía del arte, si la asociaban con una tendencia radical y literaria en su impacto en la conciencia, en lo artístico y lo social, más si tomamos en cuenta que Hans Jager y varios de sus compañeros eran claramente anarquistas, aunque no era requisito de pertenencia. La influencia de este grupo, en especial Jæger, en Edvard Munch se evidencia en el uso de éste conceptos que se asocian similares al existencialismo y al absurdismo (aunque no se identificó como tal), además fue antifascista.

Intentaron ofrecer primeros planos verídicos de los anhelos y angustias del hombre moderno; pintar su propia vida.

Los Bohemios de Christiania provocaron una revolución en el mundo sofocado del arte del siglo XIX. También fueron partícipes de una revolución política: representaban el sueño de cambiar el mundo de pies a cabeza poniendo en práctica sus ideas sobre el amor libre y desafiante estrictas normas morales de la sociedad del momento.

Linterna china
Obras

Oda Krohg no tuvo una formación artística formal, pero absorbió el conocimiento del movimiento artístico del que formó parte.

Sus primeros años como artista son considerados como un ejemplo de la nueva pintura romántica en Noruega.

Es muy conocida en su país por sus cuadros de paisajes, como el de su debut en 1886 Por el fiordo de Oslo (linterna japonesa), que ahora se exhibe en la Galería Nacional de Noruega; o En el prado (linterna china). Otras obras suyas muy reconocidas son: Una suscriptora del Aftenposten (1887); Roja y negro (1902); o Christian Krohg en la calle Karl Johan (1902), hoy en la National Gallery. También pintó retratos, alguno expuesto en el Museo Nacional de Estocolmo.

A Oda Krohg se la sigue considerando una mujer enigmática: sus compañías bohemias, mayoritariamente masculinas, la consideraban tanto la mujer ideal como la mujer fatal.
Lo cierto es que esta mujer se libró de los convencionalismos y vivió, amó y pintó libremente. Su leyenda en Noruega sigue viva, generando un debate lleno de rumores y controversia que hasta hoy la persiguen.  





Entradas populares de este blog

EL “REGALO” DE ARTE DE FERNANDO VII A WELLINGTON TRAS LA GUERRA DE INDEPENDENCIA

¿QUIÉN FUE EN REALIDAD “LA MAJA DESNUDA” DE GOYA?

MARGARET KEANE: LA PINTORA DE LOS OJOS GIGANTES