LAGO BAIKAL: EL MÁS ANTIGUO Y MISTERIOSO DE LA TIERRA

También es conocido como el «Ojo azul de Siberia» o «La Perla de Asia», y en lengua autóctona es llamado el “Mar Sagrado” Es nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.

Contiene el 20% del agua dulce del planeta y en sus transparentes aguas se ha detectado la presencia de neutrinos.

Lago Baikal
Sus datos

El lago Baikal está situado en la región sur de Siberia (Rusia). Es un lago de origen tectónico y tiene forma de media luna.

Su superficie es de 31.494 km² (636 km de largo y 80 km de ancho) y una profundidad de 1.680 m., lo que le confiere como uno de los lagos de mayor profundidad del mundo y el más grande de Asia.

Contiene en torno al 20 % del agua dulce no congelada del planeta, unos 23.600 km³, cantidad equivalente a la que posee el mar Bático.

El lago es alimentado por entre 336 y 544 afluentes. Se calcula que si sus afluentes dejaran de aportar agua, el lago tardaría más de 400 años en vaciarse completamente. Si se vaciara por completo, se tardaría aproximadamente un año en volver a llenarlo uniendo todos los ríos del planeta, incluyendo el Nilo y el Amazonas. De hecho, se ha estimado que si toda la población mundial sólo bebiera agua de este lago, podría vivir 40 años sin ningún problema de escasez

Es uno de los lagos con las aguas más nítidas y de mayor calidad de la Tierra, pureza que se debe a la concienzuda limpieza que efectúan los microorganismos que habitan en él. Gracias a esa transparencia puede observarse hasta una profundidad de entre 30 y 50 metros.

Los investigadores cree que la formación del lago Baikal data de hace 25-30 millones de años, por lo que posiblemente sea el lago más antiguo del mundo en términos geológicos.

Entre los grandes lagos de altas latitudes, es el único que no ha visto sus sedimentos afectados por glaciares continentales.

El lago está totalmente rodeado por montañas. Al norte tiene los montes Baikal, y al sur la taiga, ambos protegidos como parques nacionales. El lagol tiene unas 20 islas pequeñas, más la gran isla Oljón, de 72 km de largo.

El Baikal es un lago de fisura joven que se ensancha unos dos centímetros por año, por lo que la zona de la falla está sísmicamente activa, produciéndose terremotos periódicamente.

Lago Baikal
Biodiversidad

Las condiciones climatológicas son un tanto extremas en la zona del lago (en invierno se alcanzan hasta 45 grados bajo cero), pero el Baikal también es un paraíso para la fauna y la flora. Posee una enorme biodiversidad. Hasta el momento, se han catalogado 233 variedades de algas; unas 1.550 especies y variedades de animales que habitan en los alrededores del lago, muchas de ellas endémicas (más del 80%), incluyendo la célebre foca de Baikal, único mamífero de esta especie en el mundo que vive en agua dulce, pero también distintos tipos de peces, osos y venados; y asimismo 1.085 variedades de plantas.

Por el calentamiento global del planeta el clima del lago se ha vuelto más suave. Ahora, permanece congelado menos tiempo en invierno y ello podría dañar el ecosistema del lugar, sobre todo en lo que concierne a la foca nerpa ya que al parece esta sólo se aparea y da a la luz sobre el hielo, por lo que al existir éste durante menos tiempo provocaría que su natalidad descienda alarmantemente.

Otro peligro que embarga a esta singular foco es su caza furtiva y masiva ya que constituyen una de las más sólidas bases para la economía de la región.

Controversias y ciencia

A finales de los años cincuenta del siglo XX el gobierno ruso autorizó el establecimiento en el extremo sur del lago de una planta de procesamiento de pulpa de madera y celulosa, lo que generó una oleada de protestas silenciosas y a su vez despertó la conciencia ecológica sobre la zona. A día de hoy, dicha planta continúa vertiendo desechos en las aguas de Baikal. El impacto de esta contaminación en Baikal y otras afluencias similares es estudiado anualmente por el Instituto Taho Baikal, un programa de intercambio entre científicos de los EE.UU., Rusia y Mongolia desde 1989.

Por otra parte, parece ser que en el lago hay una alta concentración de neutrinos, partículas muy esquivas que podrían suministrar datos de la estructura del espacio y de lo que sucede en otras galaxias, así como en la nuestra. Para ello, desde 1993, se ha instalado en el fondo del Baikal, a una profundidad de 1,1 km y a 3,6 km de la costa, un supertelescopio (NT-200) de 192 módulos ópticos, para observar el fenómeno dentro del programa Telescopio de Neutrinos Subacuático de Baikal.

Lago Baikal
Posteriormente se inicia la expedición de los batiscafos rusos Mir-1 y Mir-2 para llegar al fondo del lago, posándose por primera vez el 29 de julio de 2008.Las  imágenes dieron la vuelta al mundo. Para conmemorar la hazaña, en el fondo del lago se instaló una pirámide de acero inoxidable con el escudo de Rusia. Entonces, encontraron petróleo, aunque por el momento no se han podido estimar las reservas energéticas del lago.

El lago Baikal también fue noticia, ya en el siglo XXI, gracias al fenómeno que se produjo en su superficie y que fue observado por primera vez por astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS). Sobre el agua helada detectaron una marca circular de 4,5 kilómetros de diámetro (similar al círculo de humedad que deja un vaso sobre la mesa, pero de tamaño descomunal). 

En principio se ignoró cuál podría ser su naturaleza y muchos amantes de lo paranormal se lanzaron a conjeturar que quizá se trataba del vestigio del aterrizaje de un ovni. Sin embargo,la comunidad científica cree que este círculo oscuro podría estar relacionado con la  convección del agua, es decir, el agua más cálida y menos densa del interior ascendiendo a la superficie donde se congela de nuevo formando una fina capa de hielo. Otra hipótesis apunta a emisiones de metano, que provocarían la ascensión de una masa de agua caliente en forma de remolino y que al chocar con la superficie exterior helada funde el hielo en forma de anillo, el mismo fenómeno, apuntan, que se sucede en el triángulo de las Bermudas y que provoca el literal engullimiento de los barco, como ocurriría en el Baikal si navegara algún barco cerca de estas emisiones, naufragaría también en pocos minutos succionada por una poderosa turbulencia.

Mancha helada sobre el lago
Turismo

La presencia humana en la zona próxima al lago Baikal ha sido constante desde tiempos remotos. Por lo menos se tiene la certeza de la tribu de los kuykans, antepasados de dos grupos étnicos actuales: los buriatos y los yakutos.

Durante siglos fue un lugar considerado santo por los asiáticos, y aún sobreviven alrededor del lago las tallas y partes de los edificios rituales de las tribus que peregrinaban al Baikal para investirse de su energía.

Igualmente, todavía hoy se usan sus aguas, ricas en oxígeno, y con escasa presencia de sales minerales, para algunos tratamientos médicos, además de haber fuentes de aguas termales en la zona..

Sin embargo, los europeos poco supieron del lago hasta que Rusia se expandió por el área en el siglo XVII. El primer explorador ruso que llegó al lago Baikal fue Kurbat Ivanov en 1643.

Pero fue la construcción del tren Transiberiano, que bordea parte del lago y que requirió de 200 puentes y 33 túneles, con su espectacular recorrido sobre él, el que ha proyectado su imagen internacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿QUIÉN FUE EN REALIDAD “LA MAJA DESNUDA” DE GOYA?

EL ARTE CONTEMPORÁNEO DEL SIGLO XX: LAS VANGUARDIAS

MARGARET KEANE: LA PINTORA DE LOS OJOS GIGANTES